Historia de la táctica

jueves, 28 de julio de 2011

Balance del primer partido del Atlético

El Atlético de Madrid ha disputado hoy su primer partido oficial de la temporada 2011-2012. Fue contra el Stromsgodset noruego en la previa de la Europa League. Evidentemente el rival era de menor nivel, pero está mucho más rodado, por lo que no parecía que fuera un examen fácil.

Desde el comienzo del partido pudimos ver a un Atleti al que le gusta mantener la pelota, combinando, con laterales ofensivos y delanteros muy móviles.

Los nuevos fichajes no resultaron a mal. Sílvio estaba muy incisivo, aunque tiene algunas lagunas en defensa. Miranda fue expulsado justamente y fue el peor de los nuevos, pero tiene buenos detalles y es duro. Gabi dio estabilidad al centro del campo y con él Tiago tiene más libertad de movimientos. Adrián, qué decir del asturiano, mostro toda su técnica y su magia, intervino en los dos goles y dio un mareo de cabeza a los defensas, ¿puede ser el nuevo kun?

Los de siempre mostraron un buen nivel. El más flojo fue Joel, aunque no tuvo mucho trabajo, en ocasiones pecó de inexperiencia, además pudo hacer más en el gol, el belga Courtois se perfila titular. Dominguez y Filipe cumplieron en tareas defensivas y el brasileño también en defensivas. Tiago fue el motor del equipo y tuvo voluntad defensiva. Por su parte, Juanfran trabajo mucho, ayudó a Silvio en defensa y ofensivamente combinó bien con sus compañeros. Reyes marcó los dos goles llegando desde atrás y demostró que tiene duende en las botas, siendo el jugador más creativo del Calderón, fue el jugador más peligroso.

Los cambios no pueden destacarse, ni Perea, ni Salvio, ni Raúl García.

Mención especial merece Forlán. El uruguayo acaba de ganar la Copa América y no descansó para ayudar a su equipo. Además, no traicionó a su afición y decide mantener la casaca colchonera. En el partido estuvo muy bien, con buenos movimientos, asociándose y buescando portería, incluso remató de cabeza al palo. Por todo ello, se llevó una ovación al ser sustituido.

Tras la expulsión de Miranda los rojiblancos se vinieron a bajo físicamente y los noruegos mostraron su mayor rodaje.

El Atleti jugó bien y combinó como si los jugadores llevaran años jugando juntos. En definitiva, nos espera un futuro interesante. El resultado, cosa aparte.


Equipo para el recuerdo: El Ajax de 1995

Conocida es por todos los amantes del fútbol la prolífica cantera del Ajax de Amsterdam, que en los últimos años ha dotado al fútbol europeo de jugadores como Sneijder, Huntelaar o Van der Wiel. Sin embargo, el bajo nivel competitivo de la Eredivise y el creciente nivel de las mejores ligas del viejo continente han hecho que el Ajax se haya ido alejando cada vez más de los títulos europeos, provocando una fuga de sus mejores futbolistas. La última Liga de Campeones que alzaron los holandeses fue en 1995, de la mano del polémico entrenador Louis Van Gaal.

Después de varias etapas de éxitos, la primera con Cruyff, y la segunda con Van Basten a la cabeza, el Ajax de Amsterdam se iba haciendo de nuevo un hueco entre los mejores de Europa desde la llegada de Van Gaal al banquillo en 1991. No obstante, no conseguían el ansiado título continental.

Para la temporada 1994-1995, en los ``joden (judíos) ´´ coincidieron una de las mejores generaciones que ha dado la cantera de Amsterdam con un grupo de fichajes que rindieron a un gran nivel. En el campo el jefe era el veterano Frank Rijkaard, rodeado de los jovencísimos Van der Sar, los hermanos De Boer, Kluivert, Reiziger, Seedorf, Overmars,  Bogarde, Davids, y demás, todos ellos holandeses, en total 19 jugadores de la plantilla procedían de los Países Bajos. También estaba Finidi, Musampa, Kanu, Litmanen, etc. En definitiva, la edad media era de poco más de 22 años, lo que aseguraba años de gloria a la afición del guerrero de Amsterdam.

El conjunto ajaccied tenía el objetivo de seguir siendo el rey de Holanda y plantar cara a los grandes de Europa. En la fase de grupos ya tuvo que enfrentarse al AC Milán, ganando los dos partidos. Luego eliminaría al Hajduk Split y al Bayern de Münich en cuartos y semis respectivamente. El nombre del héroe griego volvía al lugar que su historia merece.

El 24 de mayo de 1995 llegó la soñada final en el Ernst Happel de Viena ante 50000 aficionados. El rival, el todopoderoso Milan de Baresi, Donadoni o Massaro, el vigente campeón, que esa noche era el favorito para revalidar el título. Van Gaal puso toda la carne en el asador con su once habitual, que pasará a la historia:   

El partido fue trabado en su mayor parte, aunque ambos equipos contaron con ocasiones. En el minuto 69, Van Gaal decide dar entrada al delantero Kluivert, de 18 años, por Ronald De Boer, con el fin de desatascar el tapón de la defensa italiana. El destino estaba a favor del Ajax, pues en el 85’ ``la pantera´´ marcaría el único gol del encuentro a pase de Rijkaard. Con ello, el conjunto holandés retornaba al trono europeo y Patrick Kluivert lloraba como un poseso con la copa en las manos.

Pero no solo fue la Copa de Europa un gran éxito. En la Eredivise, los del Amsterdam Arena no perdieron ningún encuentro, fueron campeones con 27 victorias y 7 empates, con 106 goles a favor, con más de 3 goles por partido, y 28 en contra. Cifras escalofriantes.

Además, dando comienzo la temporada se proclamaron campeones de la Supercopa holandesa, derrotando al Feyenoord por 3-0.

Hay que añadir que a la temporada siguiente lograron la Copa Intercontinental y la Supercopa europea, por lo que sólo se les escaparía al Copa de los Países Bajos aquella campaña.

No sabemos cuánto tiempo pasará hasta que el Ajax levante la orejuda de nuevo, pero siempre tendremos presente aquellas épocas de idilio entre el fútbol europeo y la capital holandesa.

miércoles, 27 de julio de 2011

Estrella de los 80 y 90: Zvonimir Boban

Quizás no sea el mejor futbolista, el que más destaque en el terreno de juego, puede que no se considere una estrella, incluso la opinión mayoritaria habla de un jugador sobrevalorado. A pesar de ello vale la pena recordar quién fue Zvonimir Boban y el contexto que le rodeó.

Boban es natural de Imotski, Croacia, y tuvo el privilegio de comenzar su carrera profesional debutando con el primer equipo del Dinamo de Zagreb en 1985, a los 17 años.

En el Mundial Juvenil de Chile 1987 ya deslumbró al mundo al proclamarse campeón con la antigua Yugoslavia. En dicho torneo marcó 3 goles, uno de ellos el único de su equipo en la final, y fue Balón de Plata. Entre los jugadores de aquella brillante selección juvenil estaban también Davor Suker, Mijatovic, o Prosinecki.

Pero no sólo por sus éxitos deportivos se conoce a Boban, incluso se podría decir que se le recuerda mejor por los hechos acontecidos el 13 de mayo de 1990, cuando contaba con 22 años. Aquel día se enfrentaban los dos equipos más fuertes de Yugoslavia en el Estadio Maksimir de Zagreb, el Dinamo de Zagreb de Boban y el Estrella Roja de Belgrado. Los conjuntos croata y serbio disputaban el partido en medio de una crispación política en el país yugoslavo que podía llevar a la independencia de varios territorios. Por ello, 3000 serbios se desplazaron a Zagreb, increpando a los aficionados croatas. Todo acabó con una batalla campal en la que Boban, al ver que un policía, que estaba dominada por serbios, pegaba violentamente a un hincha del Zagreb, agredió con una patada al policía. Algunos dicen que la patada de Boban inició la Guerra de los Balcanes, con lo que los 6 meses de suspensión no parecerían suficiente castigo. Este hecho marcó la carrera y la vida del ``zorro´´, que sigue siendo un héroe nacional, más tras lograr la independencia.

Volviendo a lo deportivo, en 1991 se refugió en Italia, fichando con el Bari, alejándose de los disturbios en Yugoslavia. Con los gallos tuvo que pasar el mal trago de un descenso a la Serie B, pero individualmente destacaba entre sus compañeros. Su talento y juventud evitaron que jugara en la 2º italiana y tras una única temporada en San Nicola, fue firmado por el Milan, uno de los clubes más fuertes de aquel momento.

Fabio Capello ya podía contar con ese mediocentro polivalente, ya que jugaba en toda la parcela ancha, que deseaba. Por su técnica, visión de juego, mucha clase, velocidad, versatilidad, conocimiento táctico, gol (sobre todo llegando desde segunda línea) y voluntad en la tarea defensiva se hizo con la confianza del técnico italiano. Además, formó parte de aquel conjunto ``invencible´´ con futbolistas de renombre como Van Basten, Gullit, o Savicevic. Se mantuvo en las filas del Milan hasta el verano de 2001. Las 9 temporadas que se enfundó el escudo milanés han sido de las más exitosas en los últimos tiempos para los rossoneri, que pudieron levantar 4 Scudettos (1993, 94, 96 y 99), dos Supercopa de Italia (1993, 94), una Copa de Europa (1994), y una Supercopa de Europa (1994). Hay que destacar que disputó 3 finales de Champions consecutivas, dos como titular.

Tras ser uno de los jugadores del Milan que ha sido entrenado por más técnicos (Capello, Tabárez, Zaccheroni, Cesare Maldini), con la llegada de Carlo Ancelotti al banquillo tuvo que abandonar Il Diavolo, siendo cedido al Celta de Vigo.

Con los gallegos sólo disputó 4 encuentros, pero el Celta puede decir que fue el último club de Boban, ya que se retiró en Octubre de 2002.

Hay que añadir que fue uno de esos tantos jugadores que ha vestido las camisetas de más de una selección. 
En su caso, Yugoslavia con la que disputó 8 partidos y, Croacia, con la que debutó antes de su independencia. Con la zamarra de su país natal fue 3º en el Mundial de Francia 98, siendo su mejor clasificación. En total, con Croacia jugó en 51 ocasiones, marcando 12 goles, demostrando su amor a su nación por la que ``moriría´´ textualmente.

Tras su retirada se licenció en historia, ejerciendo en la actualidad como profesor. Además, es comentarista deportivo en Italia y Croacia y columnista en la Gazzetta Dello Sport.

La clase y la situación táctica definían a un jugador que, a pesar de que algunos piensan que está sobrevalorado, nos ha dejado muchos momentos de magia en el fútbol europeo.


lunes, 25 de julio de 2011

Traspasos: 18-25 de julio

Semana importante para dos grandes clubes de España, el Barcelona, que ha contratado a Alexis Sánchez, y el Atlético de Madrid, al hacerse con los servicios de Adrián y Tiago y lograr la cesión del prometedor guardameta belga Courtois.



España

Camuñas (Osasuna) –Villarreal
Adrián López (Deportivo de la Coruña) –Atlético de Madrid
Pedro López (Valladolid) y Aranda (Osasuna) –Levante
Tiago (Juventus de Turín) –Atlético de Madrid
Courtois (Chelsea) –Atlético de Madrid
Alexis Sánchez (Udinese) –FC Barcelona
Cristiano Pereira (Sporting de Braga) –Valenica
Pamarot (Hércules) –Granada
Ion Vélez (At. Bilbao) –Girona
Chico (Genoa) –Mallorca
Borja (Getafe) –Depotivo de la Coruña



Internacional

Shay Given (Manchester City) –Aston Villa
Justo Villar (Valladolid) –Estudiantes de la Plata
Denilson (Arsenal) –Sao Paulo
Jose Ángel (Sporting de Gijón) –AS Roma
Diego Capel (Sevilla) –Sporting de Lisboa
Muslera (Lazio) –Galatasaray
Keko (At. Madrid) –Catania
Danilo (Santos) –Oporto
Fran Yeste(Al Wasl) –Olympiacos
Sandro Silva (Málaga) –Internacional de Porto Alegre
Vitolo (PAOK) y Toché (Cartagena) –Panathinaikos
Joan Capdevila (Villarreal) –Benfica
Nacho González (Valencia) –Standard de Lieja
Alex Sandro (Santos) –Oporto
Emerson (Lille) –Benfica
Papastathopoulos (Genoa) —Werder Bremen
 Chevantón (Lecce) –Colón de Argentina
Felipe Melo (Juventus) –Galatasaray
Galatto (Málaga) –Neuchatel Xamax
Jéremy Ménez (AS Roma) –PSG
Heinze (Marsella) –AS Roma

jueves, 21 de julio de 2011

Equipo para el recuerdo: El CD Tenerife de Heynckes

Los tiempos que corren no son fáciles para muchos clubes deportivos, para el Club Deportivo Tenerife no iba a ser menos. Los canarios han descendido recientemente a la 2ºB, enfrentándose a una descomposición casi total, lo que le ha llevado a presentar un ERE. Además, debido a las denuncias de varios jugadores el equipo tinerfeño puede sufrir un descenso administrativo a 3º. Sin embargo, el CD TENERIFE fue un equipo grande, que plantaba cara a cualquier conjunto, tanto español como europeo, y esos momentos son los que un aficionado tiene que recordar para mantener la fe. Rememoremos la etapa de Jupp Heynckes en el banquillo blanquiazul.

Heynckes llegaría a la isla en verano de 1995, como sustituto de Vicente Cantatore. Al técnico alemán le alababan las Bundesligas y las supercopas alemanas logradas con el Bayern de Münich, además en España tuvo una experiencia con el Athletic de Bilbao en las temporadas 92-93 y 93-94 , consiguiendo la participación para los vascos en la Copa de la UEFA en su último año. Su trabajo con los rojiblancos eran lo que esperaban los dirigentes del Tenerife que repitiera en la isla, clasificar al equipo en competición europea, lo que no se conseguía desde la 92-93.

No hubo que esperar para volver a disputar la Copa de la UEFA. En la temporada 1995-1996 los insulares quedarían 5º (tras una brillante segunda vuelta), 2 puntos por encima del Real Madrid. El EuroTete volvía por todo lo alto.

Para la temporada siguiente habría que disputar 3 competiciones, liga, Copa y UEFA, por lo que la plantilla tendría que ser amplia y competitiva. No obstante hubo salidas no esperadas, como la del pichichi Pizzi o el lateral Aguilera. Esta fuga se intentó contrarrestar con adquisiciones importantes como las de Kodro, procedente del Barcelona, un prometedor Oliver Neuville o la estrella chilena Francisco Ulises Rojas.

El once tipo de Heynckes en su segunda campaña como entrenador de los canarios estaba plagado de jugadores talentosos y ofensivos, quedando dibujado de la siguiente manera:


La Copa de la UEFA fue la competición en la que el Tenerife se centraría más durante la campaña con el objetivo de volver a lucir su nombre por el viejo continente. Entrarían en el torneo en tercera ronda, enfrentándose al Maccabi de Tel Aviv, a los que sufrieron para dejar en el camino, con un global de 4-3.

En 16º, el 29 de octubre de 1996, se viviría la que, quizá, sea la noche más memorable del club del callejón del Combate. Tras perder 1-0 en el Olímpico de Roma contra la Lazio de Pavel Nedved o Nesta, el estadio de Santa Cruz de Tenerife se llenaría para alentar a los suyos. Sin embargo, los ánimos se enfriarían con el primer gol de Nedved, por lo que el Tete tenía que meter 3 tantos para pasar la eliminatoria. Entonces Nesta ponía el empate a 1 al marcar en su propia portería y, poco después, Kodro ponía por delante a los locales. Los minutos pasaban y el Tenerife necesitaba un gol, hasta que Fuser volvía a empatar para los italianos. Parecía imposible que los canarios consiguieran la hazaña, pero un cabezazo de Juanele antes del descanso devolvería la ilusión al estadio. Al volver de vestuarios los celestes, con un tanto de Casiraghi matarían la eliminatoria, al menos ellos se veían capaces de evitar dos tantos blanquiazules. No obstante, prácticamente después del empate Jokanovic devolvía la esperanza a la isla que vería como su equipo se clasificaba para octavos gracias a un gol de Juanele. Así, la Lazio, uno de los más grandes equipos del rudo Calcio recibiría 5 goles y se vería aupada de la competición continental.

Los octavos depararon un cruce con los holandeses del Feyenoord. Un empate a nada en Santa Cruz dejaría todo por decidir en Rotterdam, donde el Tenerife ganó 2-4, pasando por vez primera a cuartos.

El Brondby danés sería el siguiente rival. En el Heliodoro los locales sufrirían una derrota por le mínima, pero remontaron en Dinamarca con 0-2 (el último gol sería un cañonazo histórico de libre directo de Juan Mata), por lo que disputarían las semifinales.

El Schalke 04, que había eliminado en la ronda anterior al Valencia, era la única piedra en el camino de los chicharreros para llegar a la soñada final europea. En el Heliodoro el Tenerife vence por un ajustado 1-0. Con la ilusión por bandera la expedición blanquiazul llegaba a la Alemania de Heynckes para intentar certificar el pase. Los 90 minutos reglamentarios finalizaron con 1-0 para los alemanes, por lo que habría que recurrir al tiempo extra. En la prórroga subió al marcador un tanto en posición ilegal para el Schalke, en consecuencia, el Tenerife diría adiós a su sueño, pero con la cabeza bien alta. Finalmente, los de Genselkirchen levantarían la copa contra el Inter de Milán.

Respecto a la liga, los de Heynckes no fueron capaces de mantener el nivel mostrado la temporada anterior por el exceso de partidos. Por ello, sólo pudieron ser 9º manteniéndose en la mitad de la tabla durante la mayor parte del campeonato.

En Copa del Rey la participación de los blanquiazules pasaría desapercibida, al caer eliminados en 16º por el Betis, finalizando la eliminatoria con un global de 5-0.

Debido a la gran gestión deportiva del manager alemán con los tinerfeños el Real Madrid se hizo con sus servicios.

Hay que hacer especial mención al principal culpable de aquella magnífica situación del CD Tenerife, el presidente Jose Javier Pérez y Pérez. Fue máximo dirigente de 1986 hasta 2002, lo que incluye los ascensos de 2ºB a Primera y, por consiguiente, las dos participaciones en la Copa de la UEFA.

Ahora los chicharreros mantienen la fe puesta en que el club de sus amores resurja de sus cenizas y volver a vivir las grandes noches de gloria en el Heliodoro Rodríguez López.

miércoles, 20 de julio de 2011

Estrella de los 80 y 90: Andréi Kanchelskis

En el fútbol moderno abundan los extremos. La mayoría de los niños que juegan al balompié quieren ser ese hombre que se pegue a la línea de cal, y después de regatearse a varios contrarios ponga un centro magistral o chute a puerta con eficacia. Todos quieren ser velocísimos y técnicos, quizás porque ven a Cristiano Ronaldo o a Messi en la televisión partiendo desde esas posiciones. Sin embargo, la palabra extremo me sugiere un nombre propio, el de un tal Andréi Kanchelskis.

Nació en 1969 en Kirovogrado, antigua URSS, actual Ucrania. Empieza a dar sus primeros pasos como futbolista en el Dynamo de Kiev, convirtiéndose en uno de los jugadores ucranianos más prometedores del momento. Por ello, en 1988, a los 19 años de edad, debuta en la Primera División soviética con el Dynamo, club con el que levantaría una liga y una copa soviéticas.

En 1990 cambia Kiev por Donetsk, fichando por el Shakhtar. Con los mineros, el joven extremo derecho comienza a destacar, principalmente, por su elevada velocidad, su vertiginoso regate, su técnica y habilidad con ambos pies y su olfato goleador. Estas cualidades le acompañaron durante toda su carrera deportiva, siendo un verdadero extremo. Todo esto propició que un caza talentos muy reconocido echara las riendas sobre Kanchelskis, el manager del Manchester United, Sir Alex Ferguson.

Después de un año en Donetsk, Kan-Kan ficha por los Red Devils, con tan solo 22 años, siendo casi gratuito. La estancia del ucraniano en Manchester duró 4 años, en los que ganó dos Premier League (competición recién creada) consecutivas, de 1992-1993 y 1993-1994, lo cual no ocurría en Old Trafford hacía 27 años. Además, se hizo con la Copa de la Liga de 1992, la Charity Field y Carling Cup de 1993, la Charity Field y la FA Cup de 1994. Durante esas 4 temporadas Kanchelskis era titular indiscutible en el extremo derecho, llegando a disputar 160 encuentros, marcando 36 goles. Especial mención tiene su última campaña bajo las órdenes de Ferguson, cuando en 30 partidos anotó 14 goles. Hay que añadir que durante su periodo en el ManU, nuestro protagonista compartió vestuario con míticos jugadores como Cantoná, Paul Ince o Mark Hugues, a los que servía de centros precisos.

En 1995 Kanchelskis dejaría la disciplina de Old Trafford, lo que fue en su momento un traspaso sorpresa. Entre los motivos están la irrupción de David Beckham. Los sobornos que recibía Ferguson, que se negaba a recogerlos, para dejarlo marchar al Everton y las amenazas de muerte al presidente del ManU, fueron suficiente para que ``el puñal´´, se marchara al Everton, por casi 4 millones de libras.

A los Toffees sólo pertenecería una temporada y media, pero en ese tiempo fue capaz de, en 56 partidos, perforar la portería en 22 ocasiones. Sólo en su primer año en Goodison Park marcó 16 tantos en 32 choques, ganando la Comunity Field, confirmándose como el mejor extremo derecho del mundo por aquel entonces.

En enero del 97 Florencia sería su destino, y 8 millones de libras la cifra de su traspaso, con lo que el Everton recuperaría el dinero invertido anteriormente con creces. Sin embargo, el calcio no favorecía su estilo de juego y no rinde al nivel esperado en la Fiorentina. Por esta razón, vuelve a ser traspasado en el verano de 1998 al fútbol británico, al Glasgow Rangers.

Con los protestantes, en 2 temporadas y media nunca gozó de la confianza del entrenador, el holandés Advocaat. No obstante, aunque casi sin participar, en su palmarés figuran la liga y la copa de Escocia de 1999 y 2000, también la Copa de la liga escocesa de 1999. Entonces los escoceses lo cederían en el mercado de invierno de 2001 al Manchester City, despertando la rabia de sus vecinos del United, aunque sólo vistió la camiseta celeste en 10 ocasiones. Tras el préstamo en el City, volvió con el Glasgow, sumando ya 3 temporadas y media, pero el técnico holandés continuó sin contar con Kan-Kan.

Al acabar contrato en el club protestante, tiene un mediocre paso por el Southampton, donde disputa 1 partido desde el inicio de la temporada hasta febrero de 2003. En ese momento el Al-Hilal de Arabía se hacía con los servicios de Kanchleskis pero sólo 3 choques vestiría la elástica saudí.

En su periplo por las Islas Británicas se convirtió en el único jugador en ha conseguido anotar en los tres grandes derbis británicos, el de Manchester, el de Liverpool, y el Rangers-Celtic.

Con 35 años fue a Rusia para poner fin a su carrera. En un principio el Dinamo de Moscú le contrata, pero le despide casi a la vez. Entonces, el Saturn de Moscú logra su contratación, jugando en la capital rusa un año y medio. Finalmente, el Krylia Sovetov sería el último club de su carrera deportiva, retirándose a los 37 años.

En lo que respecta a la selección nacional, el tema es un poco delicado. Desde 1989 jugó para la URSS hasta que desaparece en 1991, sumando 17 internacionalidades. Con la sustituta de la Unión Soviética, la CEI (Comunidad de Estados Independientes), disputaría la Eurocopa de 1992. Luego, a pesar de nacer en Ucrania, elige representar a Rusia, jugando 36 partidos, en los que lograría 8 goles. Con Rusia participa en la Eurocopa del 96, pero no en el Mundial de EEUU 94 por decisión de los futbolistas más destacados de aquel conjunto, en protesta al seleccionador, Pavel Sadyrin.

Actualmente es el flamante director deportivo del Nosta Novotroitsk, de la Segunda División rusa.

martes, 19 de julio de 2011

Las famosas variables

El fútbol está lleno de minuciosos detalles que pueden cambiar el rumbo de cualquier negociación, entre ellos destacan las llamadas variables. Andan entre lo económico y lo deportivo, y las solemos oír con más frecuencia en los meses de verano. Pero, ¿Qué son?, ¿Para qué sirven?, ¿Qué finalidad tienen?

Las variables o incentivos son, simplemente, cláusulas que se establecen en los contratos de transferencias que, una vez cumplidas, requieren un pago.

Las variables tienen dos objetivos fundamentales. Por un lado, fragmentar el pago. Es decir, se establecen incentivos que, con casi seguridad se van a cumplir (jugar 10 partidos oficiales) y se pagarán en el momento del cumplimiento, pero no antes. Así, no se desembolsa todo el dinero de golpe, sino la otra parte se paga con posterioridad. Por otro lado, y lo más preponderante, favorece el acuerdo entre clubes, de hecho, sin las famosas variables, muchos traspasos no se realizarían. Por ejemplo, si el club U pide 40 millones al club B, pero éste último sólo ofrece 25 millones, se puede llegar a un acuerdo por el que el club B pagaría al club U 26 millones más 11 en variables, las cuales podrían ser: 9 kilo por ganar un título y otros dos por que el jugador marque 5 goles en liga. Sin embargo, las variables dependen del rendimiento del jugador y, por ello, muchos clubes prefieren asegurarse un parte de las mismas.

El anterior, seguro que se habrán dado cuenta, es un ejemplo que se puede hacer real próximamente, pero comentemos algunos casos recientes en los que intervienen los incentivos. Diego Capel acaba de ser transferido del Sevilla al Sporting de Lisboa. Pues bien, el club hispalense recibirá 200.000 euros cada año que el Sporting se clasifique para la Champions, como el contrato es por 5 temporadas, la cifra final puede ser de un millón. Además, por si los portugueses deciden vender a Capel, los de Nervión recibirían el 20% de dicha venta. Otro caso es el del lateral izquierdo Jose Ángel, que ha fichado por el AS Roma procedente del Sporting de Gijón, que percibirá 4,5 millones fijos, que pueden llegar a 5 si se cumplen los incentivos.

Aunque sea un pequeño detalle son parte fundamental del fútbol moderno, sino compruébenlo en los medios de comunicación. Hoy mismo Carles Ruipérez abría un artículo en ``la vanguardia´´ con la siguiente frase: ``Las variables tienen la última llave para abrir ya la puerta del Camp Nou a Alexis Sánchez.´´

Promesa: Carlos Fierro

El pasado 10 de julio finalizó uno de los torneos que sirven de escaparate para las promesas del mundo del fútbol, la Copa Mundial sub-17, celebrada en México. Precisamente, sería la anfitriona la que se alzaría con el trofeo. Entre los jóvenes más destacados de la exitosa selección azteca hay que resaltar el nombre de Carlos Fierro.

Fierro es un delantero que cumplirá el próximo día 24 de julio 17 años. Pertenece al Club Chivas Guadalajara de México, donde ha jugado en las diferentes categorías inferiores, pero todavía no ha disputado ningún encuentro con el primer equipo. Sin embargo, ya hemos podido vislumbrar sus cualidades: olfato goleador de killer, una gran visión para hacer el mejor desmarque, electricidad en el regate y alta velocidad punta son algunas de sus condiciones más preponderantes.

Desde su brillante actuación en el Mundial sub-17, en el que marcó 4 goles en 7 partidos, y fue bota de bronce, varios clubes europeos se han interesado por hacerse con sus servicios, entre los que hay que destacar al FC Barcelona y el Arsenal, que podría invertir 2,2 millones en el atacante.

Una oportunidad para ver a Carlos Fierro en acción será mañana en el partido que enfrentará al Chivas Guadalajara y al Real Madrid. A parte de suponer el debut del jugador con el primer equipo del Guadalajara, tendrá motivación extra por disputar un encuentro con las estrellas del Real Madrid y darse a conocer más si cabe, mostrando todo su potencial. Ante esta ocasión Fierro ha declarado: “Es motivador jugar contra un equipo como el Real Madrid, que lo ves en la tele. Esperamos jugar unos minutos y aprovechar al máximo la oportunidad. Siempre, la mentalidad del jugador tiene que estar preparada para grandes cosas”. Esto demuestra la ambición del futbolista.

Un futuro prometedor es lo que vislumbramos para Carlos Fierro, pero es él quien debe decidir sobre su futuro más cercano, continuar en el primer equipo de Chivas o dar el salto a Europa.

lunes, 18 de julio de 2011

Traspasos: 11-17 de julio

Ya va quedando menos para el cierre del mercado y los clubes empiezan a cerrar sus plantillas.


España

Ikechi Anya (Celta de Vigo) –Granada
Edu Ramos (Málaga) –Villarreal
Alberto Perea (At.Madrid) –Rayo Vallecano
David Cortés (Hércules) –Granada
Antonio Amaya (Wigan) –Betis


Interncaional

Gervinho (Lille) –Arsenal
Inler (Udinese) –Nápoles
Woodgate (Tottenham) –Stoke City
Konchesky (Liverpool) –Leicester City
Miguel Britos (Bolonia) –Nápoles
Stankevicius (Sampdoria) –Lazio
Djibril Cissé (Panathinaikos) –Lazio
Germán Pacheco (At.Madrid) –Karpaty ucraniano
Cristobal Márquez (Villarreal) –Karpaty
Edu Costa (Mónaco) –Vasco de Gama
Alan Kardec (Benfica) –Santos
Jonathan Cícero (Santos) –Inter de Milán
Jerome Boateng (Manchester City) –Bayern Münich
Axel Witsel (Standard Lieja) –Benfica
Aubameyang (Milán) –Saint Etienne
Doni (Roma) –Liverpool
Henrique (Barcelona) –Palmeiras
Downing (Aston Villa) –Liverpool
Courtois (Genk) –Chelsea
Gudjohnsen (West Ham) –AEK
Joel Campbell (Saprissa) –Arsenal

sábado, 16 de julio de 2011

Argentina-Uruguay (Cuartos de final)


Hacemos una llamada a la historia. Llega la gran noche, Argentina no dormirá hasta el pitido final. La albiceleste recibe en su terreno a la peligrosa Uruguay de Luis Suárez y Forlán. Pero la selección Argentina es la gran favorita juegue contra quien juegue, principalmente porque juegan en casa, tienen un ataque de vértigo, y al mejor jugador del mundo, Leo Messi, que ha vuelto a enamorar. Batista tendrá que sacar a los once que mejoraron la imagen argentina ante Costa Rica.

Ambas selecciones sabían que la vencedora se enfrentaría a Perú en semifinales, un conjunto, en principio, más débil que cualquiera de ambos equipos.

Con el himno argentino por megafonía la pasión se desató en todo el país, jóvenes y mayores soltaban lágrimas de cariño hacia su selección, esperando que no les decepcionase ante una cita histórica de este calibre.

En el Estanislao López de Santa Fe los seleccionadores sacarían al césped los siguientes onces.



Empezaba eléctrico el partido, con un juego agresivo por parte de los uruguayos y on una llegada de Argentina que terminó con un disparo de Higüían en las manos de Muslera.

A los 5 minutos del partido ocurre lo inesperado. Falta para Uruguay casi en el centro del campo que votaba Forlán. Cáceres gana el salto a su marcador y envía un cabezazo a la portería que despeja blando Romero, y Pérez llegando solo desde atrás de plancha sólo tiene que empujar la pelota que atraviesa la línea de gol. Enmudecía la Argentina. Se hizo patente las debilidades defensivas de Argentina.

Si Argentina tiene que ser un conjunto ofensivo tenía más de 85 minutos para hacerlo más que nunca y voltear el resultado. Por su parte, Uruguay podía meter una muralla en defensa y salir a la contra aprovechando la velocidad de Luis Suárez y Forlán.

La albiceleste lo intentaba, tocando el balón, combinando sin prisa, buscando la mejor opción de ataque, pero no la encontraba y Uruguay despejaba fácilmente.

Una jugada individual al cuarto de hora del Kun Agüero pudo acabar en gol, pero el delantero del Atlético de Madrid tardó en pasar el balón y termino por escorarse y regalarle la pelota a Muslera.

Dos minutos más tarde, una recuperación rápida de Milito acaba en las botas de Messi, que tras unos gambeteos lanza un pase medido a la espaldad de la defensa charrúa que Higüían remató con un cabezazo picado al fondo de las mallas. No tardaba en empatar la albiceleste y empezaba de nuevo el partido.

Tras el empate Tabárez tuvo que dar entrada a Scotti por Victorino, con molestias.

Messi andaba a sus anchas por el terreno de juego y sus compañeros lo buscaban siempre a él. Así, el jugador blaugrana era el que comandaba los ataques albicelestes y se encontraba de nuevo con su público, que coreaba su nombre.  A los 25 minutos ya pudimos escuchar los olés de los aficionados ante las combinaciones de los pupilos de Batista que pasaban y pasaban buscando el gol. Argentina, y Messi, mostraban su mejor cara.
 Por otro lado, Uruguay reculaba con los ataques argentinos, siendo incapaz de crear ocasiones en ataque. La intención clara de Tabárez es que su equipo juegue a la contra. Además, no dudaban en emplearse con dureza.

A la media hora, Messi lanza una falta escorada a la derecha que contacta en la cabeza de Higüaín, que marco gol, pero el delantero del Madrid estaba en fuera de juego. Sin embargo, la albiceleste estaba enchufadísima.

El colegiado Carlos Amarilla, había mostrado tarjetas amarillas a Zabaleta y a Rodríguez ,Cáceres, y Diego Pérez, el encargado de parar a Messi.

Otro gol anulado llegó en el minuto 35, esta vez por parte uruguaya. De nuevo, mostrando su superioridad en altura, los jugadores charrúas ganan el salto en un tiro libre. Fue Lugano que cabeceó bombeado al larguero de Romero, después de varios rechaces Cáceres logra el gol, pero ya había sido invalidada la jugada. Argentina ya sabía que no debía de ceder faltas.

Llegando al final del primer tiempo llega un momento clave del encuentro, la expulsión de Diego Pérez, un hombre importante en el mediocampo, al intentar evitar la contra de la albiceleste. El partido se endurecía claramente provocado por la superioridad individual de los jugadores locales que obligaba e los uruguayos a emplearse con dureza.

A punto estuvo de irse Uruguay con ventaja en el marcador a los vestuarios con un cabezazo de Lugano al larguero.

Se acababa la primera parte, con empate a uno, en la que Argentina había combinado correctamente y Uruguay había ganado todos los saltos.

La albiceleste salía del vestuario tocando el balón con tranquilidad, a sabiendas que su gol estaría por llegar, mientras que Uruguay se encomendaba a la calidad de sus delanteros y a los ataques rápidos.

Figura a destacar durante todo el partido era la del lateral derecho argentino Zabaleta, quien se incorporaba al ataque aprovechando el espacio que dejaba Leo Messi al internarse desde la derecha al centro. Ese carril derecho que ocupaba Zabaleta era una de las mejores opciones de ataque de Argentina.

Llegamos a los 15 minutos de la segunda parte y ni el combinado argentino, ni la celeste tenían ocasiones clara aunque los organizadores del torneo daban mayor sensación de peligro. Agüero y Messi buscaban el desempate pero débilmente.

Entrando en los últimos 20 minutos reglamentarios, los anfitriones sabían que tenían que resolver el encuentro antes del minuto 90 para que en el tiempo extra no apareciera el fantasma de los penaltis. Por ello, para buscar el gol de la victoria Batista daba entrada a Pastore por Di María.

Argentina se echaba cada vez más arriba de Uruguay y en el minuto 32 Messi dio un pase a Higüaín que a la altura del punto de penalti recibió, se giro y disparó, pero Muslera, bien colocado, rechazó el tiro. La siguiente jugada tuvo que ser Romero quien desbaratase la oportunidad charrúa.

La afición y los jugadores albiceleste compartían desesperación al ver que se avecinaba el final. Un murmullo recorría la grada cada vez que se perdía un balón. Para dar una chispa al encuentro, Agüero se fue al banco para que Tévez ocupara su lugar.

El meta Muslera estaba poniendo en apuros a los delanteros mostrándose muy seguro, sin dar opción a segunda jugada, y con reflejos.

Lugano volvió a rematar un tiro libre cuando se cumplía el minuto 40, pero se fue por encima del larguero. La Argentina no estaba sabiendo aprovechar su superioridad numérica hasta que se igualó con la expulsión de Mascherano por doble amonestación.

Argentina tuvo su gol cuando en el 45’ le hacen falta a Messi en la frontal. Tévez lanza el tiro libre y cuando iba a entrar el balón Muslera desvía con los pies. La suerte o estaba del lado albiceleste.

También la tuvo la celeste justo antes que el colegiado pitara el final. Luis Suárez estaba escorado y puso un balón a la cabeza de Forlán, que no estaba en posición de hacer un buen remate.

Se cumplió el tiempo reglamentario, en el que Uruguay contrastó la calidad individual de Argentina con mucha lucha, físico, dureza y competitividad al 100%.

La prórroga sería un mini partido de media hora de equipos de 10 jugadores.

Ambas selecciones empezaban teniendo algunas oportunidades pero Uruguay cerraba a Argentina y los charrúas no llegaban al ataque con suficientes efectivos.

Batista tuvo que realizar el último cambio por la lesión de Gago, que salio por Biglia.

En el 13’ fue Higüaín quien puso el miedo en las carnes uruguayas cuando desde dentro del área, ligeramente hacia el lado izquierda, mandó un tiro al palo que cubría el portero uruguayo. La noche todavía no iba a terminar.

Se agotaban los primeros 15 minutos del alargue y Argentina no era capaz de perforar la portería de Muslera. Además, flaqueaban las fuerzas y la clave estaba en una genialidad individual.

Sin descanso se entraba en el último cuarto de hora. Los argentinos eran conocedores que Uruguay en los penaltis tendría muchas posibilidades y que había que matar el partido en el tiempo que quedaba. Por el lado contrario, Tabárez sabía que, tras ver el desarrollo del partido, los penaltis eran un premio, pero también contaba con que alguno de sus delanteros pudiera deshacer el empate. Ello estuvo apunto de conseguirlo Forlán y Messi, pero uno tiro desviado y el disparo del otro fue atajado por la estrella del encuentro, Muslera.

Tabárez daba entrada a Eguren por Álvaro Pereira, quien disputó un encuentro completísimo en el centro del campo y tuvo un desgaste físico impresionante.

Higüaín y Pastore volvían a tener oportunidades pero ahí volvió a estar el portero charrúa para evitar los goles.

Se acababa el alargue y habría que disputar una tanda de penaltis para conocer al rival de Perú en semifinales.  Seguramente que ningún argentino esperaba llegar a esta situación. Respecto a los portero, parece que es mejor guardameta Muslera que Romero, además, el uruguayo tuvo una gran noche, a la que le quedaba poner la guinda.

La tanda la comenzaba Messi, que marcó engañando totalmente a Muslera, que se lanzó a la derecha y el disparo fue al lado contrario.

Luego fue Forlán que definió al medio de a portería, mientras Romero se votó a la derecha.

Burdisso era el siguiente. El central disparó a la izquierda del portero, al mismo lado donde se lanzó el meta, pero más abajo.

Luis Suárez marcó también, igual que Burdisso, pero por el lado contrario, siendo idéntica la estirada del portero.

El primero que erró un penalti fue Tévez, ya que Muslera le adivinó su lanzamiento a la derecha.

Scotti, casi sin carrera, demostró temple y chutó a la izquierda raso, engañando a Romero.

Pastore empató para la albiceleste, aunque casi lo falla.

Gargano tampoco fallaba.

El próximo era Higüaín, si fallaba Argentina quedaba fuera. Pero tiro fuerte y tras tocar en el larguero entró la pelota.

Cáceres al meter el penalti decisivo daba el pase a Uruguay y eliminaba a la anfitriona y favorita Argentina.

Perú se enfrentará a Uruguay el martes en el Estadio de la Plata.

Realmente fue un partido que valdrá la pena recordar.

Colombia-Perú (Cuartos de final)

Colombia y Perú se enfrentaban en cuartos de final de esta Copa América. El partido se disputaba en el Mario Alberto Kempes que, aunque no estaba lleno, presentaba un buen ambiente. Los cafeteros habían sido primeros del grupo A, por delante de Argentina, sin haber encajado un solo gol. Por su parte, los peruanos se clasificaron siendo los mejores terceros.

Los favoritos eran los colombianos, que reunían a un mayor número de estrellas que encabeza Falcao, pero en Perú cuentan con Vargas o Guerrero que pueden poner en dificultades a los hombres del Bolillo.

Los técnicos de Colombia, Hernán Gómez, y de Perú, Markarían, presentaban los siguientes onces respectivamente.




El partido, inesperadamente, comenzaba con una tarjeta amarilla a los 30 segundos para Advíncula, por una fuerte entrada en el centro del campo, el árbitro ponía el listón muy alto.

 En los primeros minutos del encuentro, la posesión del balón era para el combinado colombiano, mientras que los peruanos daban pelotazos en busca de Guerrero, el juego de ambos equipos a lo largo de la fase de grupos.

Las primeras ocasiones serían de Colombia, de la mano de Aguilar y Armero pero ninguno logró definir correctamente.

Había que destacar la baja de Acasiete en la defensa de Perú, a quien sustituía Cristian Ramos.

Poco a poco Perú se iba colocando correctamente en el campo, evitando que Colombia se encontrara cómoda. Sin embargo, Perea estaba secando magistralmente a Guerrero y a la selección colombiana no le faltaba más para defenderse. La blanquirroja se acercaba pero sin peligro, hasta que a los 20 minutos Vargas dribla a varios jugadores colombianos desde la derecha hacia el centro, desde donde se saca un zurdazo que se aleja a la derecha de la meta de Martínez.

Volvía a acercarse la selección cafetera, pero Revoredo que Ramos tuviera una clara ocasión y Falcao mandó el balón a las nubes tras un fallo de Perú en la salida de balón.

La rojiblanca llegaba al descanso sintiéndose realmente cómoda sin el balón, buscando Vargas el gol desde larga distancia y con Chiroque tomando protagonismo.

Colombia tendría dos oportunidades, de Yepes de cabeza y Moreno Galindo tras un rechace, ambas en la salida de un córner, para ponerse por delante.

Los jugadores se dirigían a vestuarios, dando la sensación que no se podía imaginar lo que iba a pasar en los segundos 45 minutos.

La segunda mitad comenzaba con Perú embotellando a Colombia, teniendo Chiroque y Guerrero unas buenas ocasiones tras una jugada personal.

Perú estaba más activa y Colombia muy desorganizada. Además, el público argentino se mostraba a favor de la bicolor, después de que Colombia haya sido líder del grupo de la albiceleste.

Había que destacar la presencia del central peruano Rodríguez, recientemente fichado por el Sporting de Lisboa, que estaba dejando a Falcao sin opciones.

Moreno Galindo se convertiría en la figura de Colombia, primero disparando un tiro cruzado que se perdería a la derecha de la portería, luego provocando un penalti que fallaría Falcao lamiendo el palo y, por último, enviando un pelotazo a la escuadra desde el pico derecho del área. Hay que añadir que Rodríguez, realizador del penalti, sería amonestado con amarilla, lo que condicionaría al hombre más notable de la defensa peruana. Los del bolillo también funcionaban a la contra, y contrarrestaban los ataques rivales.

Hernán Gómez decidía dar entrada a Rodallega en busca del gol, saliendo un Adrián Ramos desaparecido.

Perú se escondía y Colombia encontraba espacios, convirtiéndose el partido en un correcalles.

Antes de llegar al final del tiempo reglamentario, Balbín y Guarín pudieron poner a sus equipos por delante, pero los porteros reaccionaron bien.

Después de dos minutos de descuento en el tiempo reglamentario, habría que ir a la prórroga.

En el tiempo extra volvía Colombia a tener el balón y tenía ocasiones de gol pero no lo suficiente claras. La selección peruana buscaba el gol en alguna jugada aislada, hasta que en el minuto 11 cambiaría el partido por completo. Vargas lanzaría un libre directo desde la izquierda. Martínez falla en la salida y Lobatón desde la frontal del área marca a puerta vacía para el delirio franjirrojo.

A Colombia no le quedaba otra que ir al ataque, pero iban muy precipitados. Así, Martínez daba mal el balón a Perea, lo aprovecharía Guerrero que se llevaría el esférico, atrajo a los dos defensas cafeteros que no estaban en ataque, y Vargas sin oposición dentro del área lanza un zurdazo a la sepa del larguero, sin que nada pueda hacer el meta. Doblegaba Perú a Colombia y quedaban 10 minutos de encuentro.

A partir de ahí los hombres del bolillo buscaron el milagro, pero no se hizo efectivo.

Lo mereció Colombia en los 90 minutos, pero Perú se mantuvo en el partido y, al final aprovechó sus ocasiones.


Derbi de Donetsk

Esta tarde, a las 18:00 de la Península Ibérica, se jugó uno de los partidos más emocionantes de la liga ucraniana, el derbi de Donetsk, entre el Metalurg y el Shakhtar, disputado en el Metalurh Staduim, lleno hasta la bandera.

Este encuentro es correspondiente a la segunda jornada de la Liga Premier ucraniana, que cada vez sube más el nivel y es más competitiva. Ambos conjuntos, habían ganado en la primera jornada de la competición.

Desde los primeros minutos la manija del encuentro la llevó el Shakhtar. Tuvo ocasiones y controlaba el balón, pero sin apuros. Los de Lucescu eran los claros favoritos para llevarse la victoria, y ello se hacía notar en el terreno de juego.

A los 22 minutos de juego el Shakhtar abrió el marcador durante unos segundos cuando Douglas Costa dribló en el borde del área, se hizo hueco para el disparo, que rechazó el portero rival, lo que aprovechó Willian para enviar el balón a las mallas, pero el brasileño estaba en posición antirreglamentaria cuando su compatriota chutó, de lo que se percató el colegiado.

Con ello, el 0-0 continuaría en el marcador, pero el dominio de ``los mineros´´ seguiría siendo patente y Douglas Costa manejaba el balón y construía las ocasiones más claras de su equipo. Sin embargo, en el 34´ el Metalurg tuvo dos oportunidades seguidas de ponerse por delante, pero una fue desbaratada por el meta y otra por la defensa. Sólo fue algo pasajero.

Antes de ir al descanso el Shakhtar tenía la oportunidad de hacer gol en una falta a dos metros del área, escorada a la derecha del portero. Era Srna el que disponía a lanzar con su pierna derecha. El croata envía un derechazo medido al palo del portero que toca en la parte interior del poste y se cuela sin oposición ninguna en la portería. En un momento muy oportuno marcaban los visitantes el primer gol y se iban al descanso ganando y dejando a los jugadores y aficionados del Metalurg cabizbajos.

A la vuelta de vestuario el Shakhtar continúo llevando la voz cantante, teniendo varias oportunidades de aumentar la diferencia. Esto pasaría en el minuto 63, cuando Willian dribla desde la izquierda a un defensa y manda una rosca a la sepa del palo contrario, sin que el guardameta haya podido evitar el gol. Los mineros respiraban tranquilos.

Entre los cambios de jugadores, hay que destacar la participación de Dentinho reciente fichaje del Shakhtar Donetsk, procedente del Corinthians, que ya había marcado gol en la primera jornada.

El partido sería dominado hasta el pitito final por los visitantes, que incluso tuvieron aún más oportunidades claras, demostrando su superioridad durante todo el encuentro. El Metalurg, también tuvo ocasión de reducir distancias pero nunca con claridad y, mucho menos, con acierto.

En las gradas había bastantes personalidades del fútbol, sobre todo para observar a las jóvenes estrellas del Shakktar Donetsk, que pueden recalar en clubes de renombre europeos, como Willian, Douglas Costa, o Rakitskiy.

El equipo de Lucescu es digno de ver en todos sus partidos por su forma ofensiva de jugar, su manera de tratar el balón y el dominio que tiene de los partidos. Si no os lo creéis verlo ustedes mismos.

Once inicial del Shakhtar Donetsk


Partidos históricos: Argentina-Uruguay (1987)

Esta noche se revivirá una de los grandes clásicos del fútbol sudamericano, Argentina y Uruguay se enfrentan en cuartos de final de la Copa América 2011. Estas dos selecciones se han enfrentado en numerosas ocasiones pero una de las más notables y que mayores coincidencias guarda con el encuentro de esta noche es el duelo de 1987.

En el Mundial de 1986 de México, Argentina se había proclamado vencedora con Diego Armando Maradona en cabeza. En octavos de final habían eliminado a la Uruguay de Francéscoli.

Un año más tarde, el destino le daría a Uruguay la oportunidad de tomar la revancha en las semifinales de la Copa América 1987, en suelo Argentino, como pasará hoy.

Esta madrugada el partido será en Santa Fe, en aquel entonces fue en Buenos Aires, en el estadio Monumental. Además, la fecha de aquel encuentro era muy especial para los argentinos, 9 de julio, cumpliéndose el 171º aniversario de la Independencia Argentina. Para celebrar dicho aniversario y, el más que previsto, pase de Argentina a la final de ``su´´ Copa América se congregaron en el templo de River Plate 75.000 espectadores, la inmensa mayoría locales.

El partido en su primera parte estaría marcado por el tanteo de ambos equipos, debido al respeto mutuo. La figura de Maradona era la más vigilada por los uruguayos que intentaban hacerle sombre en todo momento. También se intercalaron ocasiones por parte de los dos conjuntos, pero la superioridad técnica de los argentinos se hacía evidente.

La clave del choque estaría en el minuto 43, cuando el delantero Antonio Alzamendi recibe de Francéscoli en el área y lanza un disparo cruzado que no puede detener Islas. Se adelantaban los charrúas. El resto del partido fue una ofensiva contaste de la albiceleste empujada por su público. Maradona y Caniggia eran, sobre todos, los que más lo intentaban pero no lograron igualar el marcador, rompiéndose todo pronóstico.

Al final del partido, Alzamendi, el jugador de River, autor del único gol, se dirigió a los jugadores argentinos con estas palabras: “En tu cara y en mi casa”. Este encuentro se ha conocido como el Monumentalazo.

Finalmente los charrúas ganarían a Chile en la final y se alzarían con la Copa América.

Argentina: Luis Islas; Julio Olarticoechea, José Luis Brown, Oscar Ruggeri, José Luis Cuciuffo (77′ Alfaro); Ricardo Giusti, Sergio Batista, Carlos Tapia; Diego Maradona; Claudio Paul Caniggia, y José Percudani (45′ Funes). DT: Carlos Salvador Bilardo.

Uruguay: Eduardo Pereira; Alfonso Domínguez, Nelson Gutiérrez, Obdulio Trasante, José Pintos Saldaña; Gustavo Matosas, José Perdomo, Pablo Bengoechea (80′ Peña); Antonio Alzamendi, Enzo Francéscoli y Rubén Sosa (77′ Da Silva). DT: Roberto Fleitas.

Goles: 43′ Antonio Alzamendi.

Árbitro: Elías Jácome (Ecuador).